Tiempo de lectura: 4 minutos

Phishing recuperar dineroLa contratación por internet es cada vez más común y comprar o contratar cualquier servicio simplemente usando un ordenador o teléfono móvil se ha vuelto algo muy habitual. Sin embargo, el aumento del comercio electrónico conlleva también que se actualicen los modos de llevar a cabo las estafas (como el phishing), buscando en internet un nuevo nicho de mercado.

Por este aumento de la contratación digital, cada vez proliferan más los distintos tipos de fraude que buscan engañarnos para, bien conseguir directamente nuestro dinero, bien conseguir la información necesaria para acceder a nuestro dinero.

El “Phishing”

Uno de estos fraudes es el llamado “phishing”, que normalmente se realiza a través de email, aunque existen ya todo tipo de variedades, como por sms, a través de llamadas de teléfono o páginas web falsas.

Pero independientemente del canal empleado, lo que pretenden es conseguir nuestros datos personales y bancarios que les permitan acceder a nuestras cuentas. Esto lo hacen a través de engaños que pueden ser de muy diferentes formas: bien haciéndonos creer que nos escriben desde nuestro propio banco y que tenemos que cambiar nuestra contraseña, para lo que nos enlazan a una web que, evidentemente no es del banco sino de los estafadores; bien tratando de conseguir que contratemos algún servicio, o cualquier medio con el que acceder a nuestra información más sensible para, con ella, poder acceder a nuestras cuentas para apoderarse de nuestro dinero.

Reserva una consulta gratuita

Vídeo:

Evidentemente hacen esto porque es más fácil engañarnos y que les demos la información que buscan, que hackear las cada vez más complejas medidas de seguridad de las páginas de los bancos.

Detectar el phishing

Si quieres evitar ser víctima de este tipo de fraude, como nos recomiendan desde todos los organismos, incluido el Banco de España, debemos comenzar por usar el sentido común. Debemos desconfiar de todo correo electrónico que resulte sospechoso, mirando muy bien la dirección desde la que nos llega y el enlace al que nos dirigen, incluso si tiene faltas de ortografía, o si simplemente nos resulta extraño.

Reclamar el banco por phishing

Pero si aun así hemos sido víctimas, no está todo perdido, ya que dependiendo de cómo se llevara a cabo el fraude, podríamos llegar a recuperar el dinero estafado, si conseguimos demostrar que el banco también tiene responsabilidad por no tener las medidas de seguridad adecuadas.

Esto no significa que en todos los casos de phishing sea posible reclamar al banco, pues habrá que valorar cómo se ha llevado el engaño, si hemos sido negligentes y, en ese caso, si ha sido una negligencia grave o no, además de conocer qué medidas ha adoptado el banco y si éstas eran adecuadas o no.

Pero aunque este tipo de estafas se valen de la excesiva confianza de la víctima, es evidente que las propias entidades deben establecer las medidas de seguridad suficientes para que no se produzcan fraudes de este tipo, pues así están obligados como prestadores de un servicio de este tipo.

Cómo actuar si eres víctima de phishing

Si has sido víctima de este tipo de estafa, lo primero que tienes que hacer es comunicarlo a tu entidad bancaria y formalizar una denuncia ante la policía.

Si aun así finalmente se pretende reclamar a la propia entidad por haber sufrido el phishing, debe formalizarse una reclamación extrajudicial previa y, si con ella no se alcanza una satisfacción, podríamos acudir también al Banco de España como última vía antes de acudir a realizar una reclamación judicial.

Reserva una consulta gratuita

Podcast: