Tiempo estimado: 3 minutos

Muchísimos trabajadores, padres y madres de familia, y pequeños ahorradores participaron, a mediados del pasado año 2016, en la ampliación de capital llevada a cabo por el Banco Popular, adquiriendo acciones, algo que, con el tiempo, les ha supuesto grandísimos perjuicios. Sobre esto vamos a hablaros en este artículo, para lo que se hace necesario explicar la sucesión de hechos que se produjeron en relación con el que se decía que era el sexto mayor banco de España.

La ampliación de capital

El 26 de mayo del pasado año 2016 el Banco Popular anunció una ampliación de capital de 2.500 millones de euros, precisamente el mismo importe por el que se realizó también otra ampliación de capital a finales de 2012.

El motivo era sanear sus cuentas, justificado en la gran dependencia que tenía el banco del ladrillo y por la necesidad de aprovisionamiento de liquidez que debía realizar para poder hacer frente a las devoluciones que se decretaran por las cláusulas suelo.

Vídeo:

La ampliación de capital, se puede explicar como la emisión y venta de nuevas acciones para, con el dinero que los nuevos inversores abonen por esas acciones, conseguir tener liquidez.

Apenas unas semanas después, el 17 de junio del 2016, el Banco Popular anunciaba que la emisión y la venta de acciones había sido un auténtico éxito.

Las pérdidas sufridas por el Banco Popular

Pese a haber afirmado en los folletos emitidos con motivo de la ampliación de capital y la publicidad vertida en los distintos medios, que el Banco Popular mantenía una buena situación financiera, el 3 de febrero de 2017, ya no se podía esconder más la verdadera situación y, el propio Banco Popular, tiene que reconocer unas pérdidas de 3.485 millones de euros. Estas circunstancias, llevaron a la salida del presidente del Popular y a que posteriormente, el 7 de junio de 2017, nos despertásemos con la noticia de que el Banco Popular se vendía al Santander por un simple euro.

Esto significó que todos los accionistas que habían participado en la ampliación de capital un año antes vieron cómo sus acciones no valían absolutamente nada.

Podcast:

La falsa información dada por el Banco Popular

Ante esta situación, lo primero que extraña es cómo puede haber un cambio tan drástico en tan poco tiempo. A día de hoy, con todos los hechos ocurridos, la explicación es muy sencilla, pues conocemos que la situación económica que nos vendieron cuando se anunció la ampliación de capital y desde las cuentas anuales del 2015 era irreal.

Es más, hace apenas unos meses, en octubre del 2018, la CNMV, la Comisión Nacional del Mercado de Valores, ha iniciado un expediente sancionador frente al Banco Popular por haber suministrado a este organismo información financiera con datos no veraces, vamos, información falsa.

El error en la contratación por los afectados

Los inversores que participaron en la compra de acciones derivada de la ampliación de capital no conocían la verdadera situación económica de la entidad, algo que es evidente a la vista de que si la propia CNMV no se percató de la realidad, tanto que no hizo nada hasta más de dos años después, es evidente que los que compraron esas acciones, tampoco podían conocerla.

Por eso, éste es el principal motivo por el que los afectados están tratando de conseguir recuperar el dinero invertido, el error con el que contrataron, ya que la entidad lo que hizo fue falsear su situación económica para conseguir mantener la confianza de sus futuros accionistas, un engaño que supuso que el comprador de estas acciones lo hacía con base en la falsa información dada por la propia entidad.